Jue. Ene 20th, 2022
Departamento de Estado

La Nueva Antorcha.– La Oficina de Contraterrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que Venezuela siguió tolerando a grupos subversivos en su territorio durante 2021, según un informe emitido por ese organismo.

“Algunos miembros del régimen ilegítimo de Maduro y las fuerzas armadas mantuvieron vínculos financieros con disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional y grupos paramilitares venezolanos”, señaló el informe.

Asimismo esta oficina resaltó los constantes enfrentamientos registrados en la frontera entre Colombia y Venezuela y la presencia cada vez más fuerte del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 12 de los 23 estados del país.

Venezuela, “un Estado fallido”

El documento señaló que Juan Guaidó, a quien reconocen como presidente interino de Venezuela, y la Asamblea Nacional electa en 2015 condenaron el año pasado la presunta complicidad del gobierno de Nicolás Maduro con esas organizaciones irregulares, que operarían desde los estados fronterizos de Venezuela.

En noviembre, la Asamblea Nacional aprobó una resolución que declara a la Fuerza de Acción Especial como una organización terrorista por su presunta responsabilidad en ejecuciones extrajudiciales dentro de Venezuela.

La oposición democrática advirtió que el régimen chavista había perdido el control de las fronteras y del territorio venezolano y que, además, se corría el riesgo de convertir a Venezuela en un Estado fallido

Incidentes terroristas

La Oficina de Contraterrorismo expuso que la supuesta relación de Maduro y sus aliados con grupos terroristas se caracterizó tanto por el conflicto como por la cooperación.

Señaló que, debido a la escasez de recursos, hubo mayor confrontación entre el Ejército de Liberación Nacional, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y los organismos de seguridad del Estado. En septiembre, puntualizó, que 19 personas murieron en un tiroteo entre las Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el grupo disidente del Frente 10 de las FARC en el estado Apure.

Opositores acusados sin pruebas

Puede interesarte...  Fundaredes contabilizó 60 homicidios en estados fronterizos durante octubre

El informe destacó que no hubo cambios en la legislación antiterrorista de Venezuela en 2020. Agregó que el gobierno de Maduro controla el Poder Judicial y utilizó los cargos de terrorismo, según Estados Unidos, para reprimir a la disidencia y oprimir a la oposición política y a la sociedad civil.

“En 2020, el tío del presidente interino Guaidó, los comisionados del gobierno interino y varios diputados de la Asamblea Nacional alineados con la oposición fueron acusados ​​de terrorismo sin pruebas. En junio, el régimen inició acciones legales para declarar al partido político Voluntad Popular, uno de los cuatro principales de la oposición en Venezuela y expartido del presidente interino Guaidó, organización terrorista”, afirmó.

Agregó que organizaciones no gubernamentales y líderes sindicales también han sido acusados sin pruebas. Y criticó que el gobierno chavista culpe a Estados Unidos y a Colombia de supuestos complots terroristas.

La Oficina de Contraterrorismo del Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró que en el año 2020 tampoco hubo avances significativos contra el financiamiento al terrorismo en Venezuela.

Translate »