Jue. Ene 20th, 2022
Tragedia Haití

La Nueva Antorcha.- La cifra de muertos por la explosión de un camión cisterna el martes pasado en Haití se elevó a 90, informó el lunes el vicealcalde de Cap-Haitien, donde ocurrió el accidente. 

«Actualmente tenemos un saldo de 90 muertos», informó a la AFP Patrick Almonor, vicealcalde de la segunda ciudad del país, y agregó que «lamentablemente todavía es una cifra parcial» dada la «condición aún crítica de algunas personas hospitalizadas».

El informe anterior, hecho público el miércoles por las autoridades haitianas, reportó 75 muertos, 47 quemaduras graves y 12 quemaduras leves.

En la noche del 13 al 14 de diciembre, el conductor de un camión cisterna trató de evitar una colisión, perdiendo luego el control de su vehículo que se volcó, según Almonor.

Luego, residentes corrieron hacia el camión, a pesar de las advertencias del conductor, para hacerse con el combustible, un bien sumamente preciado en el país. 

La hospitalización de las víctimas, muy gravemente afectadas, se hizo aún más compleja por el hecho de que la única estructura médica para quemaduras graves en Haití, gestionada por Médicos sin Fronteras (MSF), se encuentra en la capital Puerto Príncipe, 200 km al sur. 

La ONG envió un equipo de emergencia a Cap-Haitien para ayudar al personal del hospital local, pero «la atención de estos pacientes es larga, al menos será de tres a cuatro meses», explicó Jean Gilbert Ndong, coordinador del servicio médico de MSF. 

Una semana después de la tragedia, el martes por la mañana, se celebrará un funeral de estado en la catedral de la ciudad.

Puede interesarte...  La India detecta casi 9.000 casos de un hongo letal en pacientes con covid

Solo se instalarán 25 ataúdes en la iglesia. La mayoría de las víctimas, muertas instantáneamente, fueron pronto enterradas en una fosa común en Cap-Haitien, según Almonor.

La explosión es la tragedia más reciente que afecta a este país caribeño asolado por la pobreza, los desastres naturales, la violencia de las bandas criminales y la parálisis política.

Además, el país más pobre del continente americano enfrenta una fuerte escasez de combustibles, debido a que pandillas acaparan una parte de la red de suministro. El país nunca ha producido suficiente electricidad para satisfacer las necesidades de su población. 

Este año, las bandas armadas han aumentado considerablemente su dominio sobre Puerto Príncipe, controlando las carreteras que conducen a las tres terminales petroleras del país.

En las últimas semanas más de una decena de vehículos de transporte de combustible fueron secuestrados por bandas que exigieron fuertes rescates para la liberación de los conductores.

Translate »