Mié. Oct 20th, 2021
Javier Bertucci

Javier Bertucci, diputado a la Asamblea Nacional chavista, aseguró el viernes que el Departamento de Estado de Estados Unidos desconocía las ordenes los funcionarios de Migración de no permitirle la entrada al país el pasado 25 de enero.

“No sé cuál era la idea de que yo no entrara y no hablara en las reuniones que tenía. No sé si hay un grupo que persiste en secuestrar las relaciones con EE UU para mantener un conflicto”, dijo.

Bertucci detalló que luego de los sucedido le entregaron un informarle sobre su deportación y en él no hay argumentos sólidos que justifiquen la medida.

Además, indicó que en ese documento lo clasificaron como “diputado de la Asamblea nacional constituyente”.

Por su parte, el parlamentario aseguró que tenía todos sus documentos en regla y en vigencia. “Mi pasaporte estaba vigente, mi prueba PCR negativa vigente, así que no había nada que ameritaba el no ingreso a Estados Unidos”, explicó en una entrevista para Unión Radio.

“Me llevaron al famoso ‘cuartico’, que ahí es donde se revisa y se hace un chequeo a todos los pasajeros y se decide si entran o no entran. Dos funcionarios identificados me preguntaron sobre por qué estaba en Estados Unidos y dónde estaban mis propiedades”, comentó.

El parlamentario señaló que las autoridades sugirieron que su viaje se había realizado a través de un vuelo privado, señalamiento que desmintió asegurando que entró al país en dos vuelos comerciales.

Demanda

Por otro lado, dijo que pondría una demanda por las irregularidades de su deportación.

“No es una orden del Departamento de Estado o de un alto funcionario de la administración Biden. Es un caso aislado de un funcionario que usó el mismo lenguaje radical que uno ha oído aquí en Venezuela”, dijo.

Puede interesarte...  El régimen de Maduro dictó orden de aprehensión contra Jean Mary Curró y Álex Goncalves

Aseguró que cuando las autoridades del país revisen el caso, que será presentado por sus abogados, revertirán la decisión.

Reuniones

Bertucci explicó que sus reuniones en el país, en carácter de exploración, se realizarían con organizaciones como el Centro Carter y el Concilio de las Américas, además de dos ONG de ayuda humanitaria.

“Esta acción hizo que estas organizaciones se solidarizaran, ahora avanzamos más rápido con un programa piloto que beneficiaría a 100.000 familias”, informó.

Explicó que para la entrada al país de los medicamentos y alimentos que comprende el programa, se haría a través de proveedores nacionales para ayudar a la economía nacional.

Translate »