Jue. Ene 20th, 2022
Rusia 11

La Nueva Antorcha.- Luego de cerca de siete horas de conversaciones entre representantes rusos y estadounidenses, las partes afirmaron que no hubo muchos avances pero avalaron seguir con los diálogos. Rusia aseguró que no tiene pretensiones de una ofensiva militar en Ucrania, pero reiteró su pedido de la no expansión de la OTAN hacia el este europeo. Mientras que Estados Unidos enfatizó sobre las posibles sanciones que derivarían de una invasión rusa. 

La esperada reunión entre Estados Unidos y Rusia finalizó sin contundentes avances. Siete horas de discusiones y el mismo punto álgido: Ucrania. A pesar de las pocas expectativas, las partes afirmaron que se trató de unas conversaciones francas y se dejó una puerta abierta a un futuro diálogo.

El encuentro se dio en Ginebra, mientras que miles de tropas rusas siguen concentradas en la frontera con Ucrania. A pesar de ello, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, aseguró que el Kremlin no tiene intenciones de una invasión. 

«Les explicamos a nuestros colegas que no tenemos planes, ni intenciones de ‘atacar’ a Ucrania… No hay razón para temer una escalada en este sentido», afirmó para los periodistas en una rueda de prensa separada después de la reunión. 

Sin embargo, Lavrov aseguró que todavía hay muchos puntos pendientes, que no llegaron a una resolución, que hacen parte de una serie de propuestas de seguridad que el Kremlin le hizo llegar a Estados Unidos y a la OTAN el mes pasado. Tal como la principal demanda rusa sobre la detención de la expansión de la Alianza hacia el este europeo. 

“La situación ahora es tan peligrosa y tan, diría yo, precaria que no podemos permitirnos más demoras en la resolución de esta cuestión tan fundamental”, sentenció el ministro ruso. 

Puede interesarte...  Las razones de Rusia para considerar poner misiles en Cuba y Venezuela

Parece ser que ese es el punto de la discordia entre ambas partes. Pues, Estados Unidos por su parte, reiteró que no se puede limitar la expansión de la OTAN. “Nos mantuvimos firmes en rechazar las propuestas de seguridad que simplemente no son un comienzo para Estados Unidos”, afirmó la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman. 

Y agregó que “no permitiremos que nadie” cierre la “política de puertas abiertas” de la OTAN que se extiende a los países que buscan unirse. Según sostiene EE. UU., tal demanda iría en contra de los derechos soberanos de los países para elegir sobre su seguridad.

A pesar de los desencuentros en términos de seguridad, Estados Unidos ve posible continuar con el diálogo y buscar alternativas si Rusia «permanece en la mesa y toma medidas concretas para reducir las tensiones». Además, aseguró que estas tendrán que tener en cuenta a sus socios europeos y a la OTAN misma.

Las conversaciones hacen parte de una propuesta conjunta entre EE. UU. y Rusia denominada como «Diálogo de Seguridad Estratégica», donde se espera que se traten temas como el control de armas. Rusia también se reunirá con la OTAN en Bruselas el miércoles y posteriormente, se dará una reunión en Viena de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa el jueves.

¿Cómo se explica que la expansión de la OTAN hacia el este sea el centro de las conversaciones? 

“Hemos dejado en claro que, si Rusia continúa invadiendo Ucrania, habrá costos y consecuencias significativas mucho más allá de lo que enfrentaron en 2014”, aseguró Sherman.

Puede interesarte...  Estados Unidos y Rusia inician conversaciones de alto nivel sobre Ucrania

La subsecretaria de Estado hacía referencia al año en que Rusia se apoderó de la península de Crimea y respaldó a una insurgencia en el este de Ucrania. Un conflicto que se ha prolongado durante años y en el que han muerto más de 13.000 personas.

La concentración de cerca de 100.000 soldados rusos en la frontera con Ucrania ha revivido dicha preocupación en los países de Occidente. Por lo que Estados Unidos ha sido enfático en que una invasión conllevará a sanciones significativas para Rusia.

Unas medidas que podrían ir desde la cancelación del controvertido gasoducto Nord Stream 2 de Rusia a Alemania, penalidades para el círculo del presidente ruso Vladimir Putin y, en el escenario más drástico, la ruptura de los vínculos de Rusia con el sistema bancario mundial. 

Sin embargo, la perspectiva rusa es otra. Putin ha dicho que tras la expansión de la OTAN a varias naciones ex soviéticas, era momento de hacer respetar “las líneas rojas”. Por lo que ha pedido en reiteradas ocasiones que se niegue la participación de Ucrania en la Alianza. 

Para el Kremlin, la OTAN no ha cumplido sus promesas hechas después del fin de la Guerra Fría, al no contener sus límites hacia el este europeo. 

¿Cuál es la perspectiva de la OTAN?

La reunión entre Rusia y la OTAN se avecina y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, también ha minimizado las expectativas de los encuentros.

«No creo que podamos esperar que estas reuniones resuelvan todos los problemas», aseguró. 

A pesar de ello, se mostró abierto a futuros diálogos. «Lo que esperamos es que podemos acordar un camino a seguir, que podemos acordar una serie de reuniones, que podemos acordar un proceso”, afirmó. 

Puede interesarte...  Sube cifra: 99 personas desaparecidas tras derrumbe del edificio en Florida

Sin embargo, la OTAN también ha sido clara en las sanciones a las que se atendría Rusia de una posible invasión y ha catalogado la actitud del Kremlin como amenazante. 

Mientras tanto, Rusia dice que busca que sus peticiones se resuelvan este mes. La OTAN tema, entonces, que unas negociaciones fallidas puedan llevar a Putin a lanzar una ofensiva en Ucrania.

Translate »