Jue. Ene 20th, 2022
Maduro

La Nueva Antorcha.– El presidente de Venezuela Nicolás Maduro arribó el lunes por la noche a La Habana para participar el martes en la XX Cumbre del ALBA-TCP, que se propone crear un plan integral pospandemia para las 10 naciones que integran esta alianza latinoamericana.

En su primer encuentro presencial desde 2019, los jefes de Estado del ALBA también discutirán sobre el establecimiento de un observatorio para monitorear el destino de los 424 millones de dólares, que el presidente de Estados Unidos Joe Biden dijo la semana pasada destinará para apoyar la libertad de prensa, las campañas anticorrupción y la democracia. Cuba considera que esos fondos se usarán para “subversión política”.

Con una camisa azul rey y zapatos deportivos, Maduro arribó al aeropuerto internacional José Martí de La Habana acompañado de su esposa Cilia Flores en un avión comercial de la aerolínea venezolana Conviasa.

“Luego de haber visto todo el 2020 de pandemia y el año 2021, los países del ALBA hemos logrado administrar correctamente la crisis de la pandemia, ponernos de pie con las vacunas, controlar la situación”, dijo Maduro en un breve mensaje a su arribo a Cuba, el único país latinoamericano que ha creado sus propios inmunizantes contra el Covid-19, y que ha compartido con sus aliados.

En la cumbre, que tendrá lugar este martes, los mandatarios hablarán de “un plan económico, social, político pospandemia”, señaló Maduro. Sobre “el nuevo mundo pospandemia”, enfatizó.

El ALBA-TPC, Alianza para los Pueblos de Nuestra América, Tratado de Comercio de los Pueblos, está integrado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominicana, Antigua y Barbuda, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves y Granada.

“El martes estaremos recibiendo en el Palacio de la Revolución a nuestros hermanos del ALBA. Con el legado intacto de Fidel y Chávez, renovaremos nuestro compromiso con la unidad y la integración, mucho más en este difícil tiempo de pandemia. #ALBAUnida”, tuiteó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Translate »