Vie. Feb 23rd, 2024
Daniel Ortega 1La Nueva Antorcha.- El Gobierno de Nicaragua aseguró el domingo 24 de abril que había completado su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, la medida no podrá entrar en vigor hasta noviembre de 2023, dado el estatus del país como miembro activo. La Organización denunció una violación de las "normas internacionales".

La Nueva Antorcha.- El Gobierno de Nicaragua aseguró el domingo 24 de abril que había completado su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, la medida no podrá entrar en vigor hasta noviembre de 2023, dado el estatus del país como miembro activo. La Organización denunció una violación de las «normas internacionales».

Un nuevo revés en materia de derechos humanos en Nicaragua. El domingo 24 de abril, el Gobierno de este país anunció que había completado su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA). De esta manera, ratificó su «invariable decisión» de abandonar el organismo, tal cual como adelantó el pasado 21 de noviembre.

La Nueva Antorcha.- El Gobierno de Nicaragua aseguró el domingo 24 de abril que había completado su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, la medida no podrá entrar en vigor hasta noviembre de 2023, dado el estatus del país como miembro activo. La Organización denunció una violación de las «normas internacionales».

«Y, al confirmar nuestra denuncia y renuncia irrevocables, ante esta calamitosa, truculenta y mentirosa dependencia del Departamento de Estado del imperialismo yanqui, también comunicamos que a partir de esta fecha dejamos de formar parte de todos los engañosos mecanismos de este engendro, llámense Consejo Permanente, llámense comisiones, llámense reuniones, llámense Cumbre de las Américas», agregó el comunicado. 

Asimismo, el canciller Denis Moncada, a cargo de leer la declaración del Gobierno, anunció el cierre de las oficinas de la OEA en Managua. “Tampoco tendrá este infame organismo, en consecuencia, oficinas en nuestro país. Su sede local ha sido cerrada”, dijo Moncada.

La OEA expresó una violación de las normas internacionales

Puede interesarte...  En el IVSS médicos con bates en mano

Acto seguido, la Policía Nacional rodeó las oficinas de la OEA en Nicaragua, mientras sus símbolos eran desmontados. El organismo consideró “ilegítimo” este acontecimiento. 

Finalmente, el canciller, que aseguró que “Nicaragua no es colonia de nadie”, destacó el “respeto, cariño y reconocimiento” que siente por Cuba y Venezuela, países “heroicos”, y agradeció “a los pueblos que valientemente libran sus luchas, y que nos han acompañado y acompañan en las batallas”, sentenció. 

En contraparte, la OEA expresó en un comunicado que la decisión de Nicaragua «es una violación de las normas internacionales más básicas» y exigió al Gobierno nicaragüense «que respete las obligaciones que actualmente rigen su relación con la OEA y con todas las organizaciones internacionales de las que Nicaragua forma parte», se lee. 

Crisis sociopolítica en Nicaragua en medio de las críticas internacionales 

El retiro de Nicaragua se hará oficial en noviembre de 2023, una vez que se cumplan dos años desde el anuncio de su decisión, dado el estatus del país como miembro activo. 

El deseo de Nicaragua de abandonar la OEA se anunció poco después de las presidenciales nicaragüenses, en las que Daniel Ortega fue elegido para un cuarto mandato consecutivo.

Su reelección despertó la preocupación internacional debido a la imparcialidad de la votación, llevada a cabo en medio de la detención de docenas de opositores. En consecuencia, la OEA rechazó la legitimidad de las elecciones. 

En 2018, el organismo puso en duda la permanencia del país suramericano en la OEA al aprobar el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana, que aún no ha sido adjudicada, por los señalamientos contra Ortega sobre violaciones a los derechos humanos.

Puede interesarte...  MUD pidió definir método para escoger los candidatos

Esto, por las manifestaciones antigubernamentales que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejaron 355 muertos.