Mié. Oct 20th, 2021
Luis Somaza

La Nueva Antorcha.- Luis Somaza, director del despacho de la Presidencia encargada, aseguró este miércoles que el general Raúl Isaías Baduel no murió por covid-19 porque «no padecía la enfermedad».

El dirigente político sostuvo que al general «lo asesinó la dictadura», por lo que señaló que Baduel se convierte en el décimo preso político que muere bajo custodia del Estado.

«Solicitamos a la Corte Penal Internacional que actúe para proteger a los 250 presos políticos que aún están en los calabozos», dijo en Twitter.

El general Raúl Isaías Baduel, que murió este martes de un paro cardiorrespiratorio a causa del covid-19 según la versión oficial, recientemente lo habían trasladado de la prisión conocida como La Tumba a otra en El Helicoide.

El fiscal Tarek William Saab detalló que el fallecimiento se generó «mientras se le aplicaban los cuidados médicos correspondientes y recibido la primera dosis de la vacuna».

Sin embargo, Andreina Baduel, hija del exministro de Defensa, exigió este miércoles frente a la morgue de Bello Monte que no cremen el cuerpo de su padre.

La joven explicó que se está desarrollando un proceso de investigación y que cremar los restos del general podría entorpecerlo.

«No se trata de investigar por investigar, es hacer justicia», aseguró. La hija de Baduel acusó al gobierno de asesinar a su padre mientras se encontraba en prisión.

«El régimen asesinó a mi amado y valiente papá Raúl Baduel. Recientemente tuvimos la fe de vida de él; es falso que tenía covid-19. Él nos reiteró, una y otra vez, que no se iba a prestar para bufonadas de la tiranía y que su único propósito era dejarnos un legado de dignidad y fe», escribió Andreina Baduel en Twitter.

Puede interesarte...  "Nunca había visto la dictadura de Cuba tan vulnerable como en este momento”, Rosa María Payá

A Raúl Isaías Baduel, ministro de Defensa de Hugo Chávez, lo detuvieron el 3 de abril de 2009 y lo condenaron en 2010 por presunta sustracción de dinero de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y abuso de poder.

Tras seis años y ocho meses en la cárcel militar de Ramo Verde, en 2015 le otorgaron medida de libertad condicional con restricción de salida del estado Aragua. Sin embargo, el 12 de enero de 2017 se la revocaron.

El 3 de marzo del mismo año el general retirado terminaba de cumplir su condena y debía salir en libertad. Pero un día antes el gobierno de Nicolás Maduro lo acusó de traición a la patria e instigación a la rebelión, por lo que aún permanecía preso.

Translate »