Mar. Oct 19th, 2021
Venezolanos migrantes

Muchos de nuestros hermanos se quedan en el camino y nunca llegan a sus destinos

Por Carmen López

Ganarse la vida en Cúcuta no es fácil, menos para los migrantes venezolanos que llegan día a día a esa ciudad fronteriza donde son recibidos a tiros y bajo las amenazas de los grupos irregulares de las FARC, ELN y narcotraficantes.

Los migrantes venezolanos en Cúcuta, en la frontera con Venezuela, hacen literalmente de todo para sobrevivir. Cantan, hacen malabares, venden artesanías o bolsas de dulces. Otros simplemente piden una moneda. Lo hacen para comer y pagar el techo diario. Ya no son uno o dos, hay familias enteras en esos quehaceres.

Muchos venezolanos mueren en el intento de salir de la crisis, es el caso de la frontera de Güiria con Trinidad y Tobago

Madres con sus niños en brazos se ven obligadas a buscar el sustento, rodeados de incertidumbre. Los semáforos, entonces, se convirtieron en teatros o tarimas para aquellos que solo buscan la manera de subsistir, destaca un trabajo de la Voz de América.

Resalta el caso de Jesús Manuel Camacaro, quien prefiere que le llamen The New Crack. Llegó a esta ciudad colombiana desde Barquisimeto, donde según él “nació el folclor (…) viene la música”.

“Vine a Cúcuta a buscar un mejor progreso. Ya saben que mi país está pasando por la peor crisis, muy crítica y no podemos conseguir los recursos que en realidad podemos conseguir aquí, rapeando en busetas (vehículo de transporte público)”, explicó Camacaro.

Dice que en las calles encuentra de todo: transeúntes y pasajeros que solidariamente les dan una moneda o comida, o los rechazan por su condición de inmigrantes; en algunas ocasiones, incluso sus propios compatriotas.

Y así como Branyer, Jesús sueña con darse a conocer y viajar a otras ciudades y hasta países llevando su música. Tiene incluso una motivación adicional: su bebé de cinco meses, para quien paga diariamente el sitio donde vive y sus alimentos.

Puede interesarte...  Rememorar a Sebastián Francisco de Miranda y la Venezuela actual de alacranes y traidores

De agricultor a artesano Edward Oliver Contreras Beltrán llegó a Cúcuta, desde el Estado de Táchira. Estuvo preso y confiesa que es preferible ganarse la vida haciendo figuras con un alambre dulce. En Venezuela se dedicaba a la agricultura, pero luego paró en la calle y años después, fue a parar tras las rejas, donde aprendió a hacer figuras con alambre, las cuales vende en promedio a un dólar.

“Con esto me gano la vida, siendo un hombre pobre acá en Cúcuta. Es mejor estar en esto que estar robando, haciendo el mal a las gentes. (Vivir) honradamente, para no hacer quedar mal, más mal a los venezolanos que venimos acá a echarles bolas y a trabajar”, dijo. Impacto Venezuela.

Compatriotas Venezolanos son recibidos con disparos en la frontera entre Ecuador y Perú. Un grupo de venezolanos fue recibido en la frontera entre Ecuador y Perú a tiros tras el despliegue de las Fuerzas Armadas de ese país. Este 26 de enero Perú desplegó su Fuerza Armada para frenar la migración ilegal que ingresa desde Ecuador, diáspora que en su mayoría es conformada por venezolanos.

Es un vídeo viralizado a través de redes sociales se visualiza el recibimiento a un grupo de migrantes venezolanos conformado por adultos y niños que pretendían entrar al país por la localidad de Aguas Verdes, pero fueron repelidos.

Translate »