Mié. Oct 20th, 2021
Mesa diálogo México

La Nueva Antorcha.- El gobierno y la oposición de Venezuela cierran este lunes en Ciudad de México una ronda de negociaciones en la que el oficialismo busca el levantamiento de las sanciones económicas contra Venezuela, mientras que el sector opositor pide elecciones libres.

La cuarta y última jornada de cuatro días de reuniones se inició poco antes del mediodía en un céntrico hotel de la capital mexicana, dijo una fuente cercana al encuentro.

Las partes llegan a este cierre con «acuerdos parciales», indicó el domingo Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional de 2020.

Gerardo Blyde, jefe negociador de la oposición, confirmó que se lograron «acuerdos tempranos» que buscan aminorar la profunda crisis económica que golpea a Venezuela, aunque resaltó que el problema de fondo es un modelo económico que «fracasó».

«Las negociaciones no se traducirán en impunidad»

Maduro advirtió sin embargo el domingo que estas negociaciones no se traducirán en «impunidad», lo que es interpretado como una advertencia para Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela.

Las negociaciones son facilitadas por Noruega y se espera que por la tarde, al cierre del encuentro, se haga un anuncio de potenciales acuerdos.

El Departamento de Estado norteamericano saludó el viernes el inicio del diálogo y manifestó su deseo de que se «restaure la democracia» de manera pacífica en Venezuela.

En el memorando común las partes se plantearon siete puntos de discusión, entre los que destacan derechos políticos, garantías electorales y un cronograma para elecciones observables, asuntos prioritarios de la agenda opositora desde el viernes.

El documento también incluye la principal exigencia del gobierno de Maduro: que se levanten o se flexibilicen las sanciones económicas lideradas por Washington contra el país suramericano.

Puede interesarte...  Opositores se reunieron con representante de EE.UU.

El diálogo se realiza con miras a las elecciones de gobernadores y alcaldes del 21 de noviembre, en las que participarán los principales partidos políticos opositores, rompiendo un boicot electoral de tres años.

Translate »