Jue. Feb 22nd, 2024
Tarek William SaabEl jefe del Ministerio Público relató que el hoy occiso habría cometido suicidio por asfixia mecánica por constricción de cuello, lo que deparó en ahorcamiento. El mismo habría sido cometido luego de que el prisionero usara sábanas de la celda en la que estaba recluido, según determinó la Unidad Criminalística del Ministerio Público. (Caracas, 1 de marzo de 2023) Ante las contundentes pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado a 29 de años prisión Ricardo José Azuaje Paredes (24), por su responsabilidad en el femicidio de su madre, Carmen Beatriz Paredes Rondón (43). El hecho ocurrió el 22 de junio de 2020 en una vivienda ubicada en el sector Santa Cruz de la parroquia San Luis, municipio Valera del estado Trujillo. De acuerdo con la investigación, en horas de la mañana del mencionado día, Azuaje Paredes y su madre sostenían una discusión en una habitación de la vivienda, cuando la hoy occisa comenzó a gritar puesto que su hijo comenzó a tener una actitud muy agresiva hacia ella. La abuela del victimario trató de intervenir en la disputa, situación que Azuaje Paredes ignoró y procedió a agredir a su progenitora con varios golpes en la cabeza. Luego de ello, la asfixió con una almohada hasta que le produjo la muerte y huyó del lugar. Tras labores de investigación, el hombre fue aprehendido en flagrancia en el sector Las Terrazas de la parroquia San Luis y fue puesto a la orden del Ministerio Público. En el juicio, los representantes de la Fiscalía 12ª de Trujillo ratificaron la acusación contra Azuaje Paredes por la comisión del delito de femicidio agravado. Ante los medios de prueba expuestos por la representación del Ministerio Público, el Tribunal 1° de Control de esa jurisdicción dictó la mencionada condena contra el acusado; quien cumplirá sentencia en el Internado Judicial de Trujillo.

La Nueva Antorcha.- El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, exigió a las autoridades colombianas investigar, esclarecer y lograr justicia por el asesinato de un niño y un adolescente, ambos de nacionalidad venezolana, ocurrido el pasado 9 de septiembre en Norte de Santander.

Desde la sede principal del Ministerio Público, la máxima autoridad institucional señaló al gobierno del presidente Iván Duque y Álvaro Uribe Vélez como responsables de éstas muertes, y de otras tantas que tienen a venezolanos como víctimas en territorio del vecino país.

“Los menores fueron retenidos tras ser acusados de hurto a un almacén. En el marco de la ‘detención’ los jóvenes fueron grabados, atados y se observa a un hombre de la comunidad manifestando que los jóvenes serían entregados a la Policía ‘para que no aparecieran muertos en la vía’”, denunció el titular de la acción penal.

Como parte de los hechos, el alto funcionario relató que “posteriormente llegaron hasta el lugar hombres armados que se llevaron a los niños; quienes horas más tarde fueron encontrados ya ejecutados sobre la vía que conduce al municipio de El Tarra (Norte de Santander)”.

Respuesta institucional 

De igual modo, el Fiscal General informó que fue enviada una comunicación a su homólogo colombiano, Francisco Barbosa, para exigir la identificación de los autores materiales del hecho y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.

“También queremos informar que conocimos oficialmente que autoridades del Norte de Santander remitieron oficio al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería con el fin de obtener las huellas de quien ya se ha identificado como Alexander José Fernández Rodríguez”, refirió el alto funcionario.

En tal sentido, detalló que “estamos recabando la información sobre el otro adolescente que fue acribillado”.

Puede interesarte...  ¿Colombia necesita importar gas desde Venezuela? Este es el panorama real

Violencia sistematizada

En el marco de las declaraciones, Saab denunció que la muerte de ambos jóvenes está enmarcada en “una violencia estructural contra venezolanos en ese país, provocada por el discurso antivenezolano que predomina en las élites políticas y mediáticas. Y yo agregaría una envidia histórica y ancestral”.

Sobre este punto, opinó que “la envidia es la madre del odio y el crimen. Desde la época de Bolívar la oligarquía colombiana ha sentido odio hacia Venezuela”.

De acuerdo con cifras reveladas por el Fiscal, “al menos 1.933 migrantes venezolanos fueron asesinados y otros 836 dados por desaparecidos entre 2015 y 2020 en Colombia, denunció en junio la ONG Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento”.

Adicionó que “la tasa de homicidios de la población venezolana es 2,8 veces mayor que la del resto de la población en Colombia. Además, entre enero y agosto de 2021, fueron asesinados otros 362 venezolanos para una cifra de más de 3.000 venezolanos asesinados en los últimos años”.

Demandas

Por tal motivo el Fiscal General, en nombre del Ministerio Público exigió “que cesen los discursos y las políticas discriminatorias contra los venezolanos por parte de autoridades colombianas”.

A su vez, “exigimos que el gobierno colombiano tome medidas para proteger la vida de los venezolanos y venezolanas que están siendo asesinados en ese país”, expresó el vocero del Ministerio Público.

También hizo un llamado a los organismos internacionales: “Exigimos a organismos de derechos humanos y de la ONU, y a la comunidad internacional que presionen al gobierno colombiano para que respete los derechos humanos de los migrantes venezolanos y de los líderes sociales que son asesinados a mansalva y cotidianamente en ese país”, sentenció Saab.