Dom. Sep 25th, 2022

80 mujeres eran sometidas y obligadas a trabajos sexuales por unos diez hombres de origen colombiano, venezolano y dominicano

LA NUEVA ANTORCHA.- El Ministerio Público de República Dominicana informó que desarticuló una red dedicada a la explotación sexual de mujeres sudamericanas, específicamente colombianas y venezolanas, que operaba en el Distrito Nacional, capital de Santo Domingo y en la zona de Bávaro en Punta Cana.

La información fue suministrada por la Dirección General de Persecución del Ministerio Público y la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas (PETT), quienes a través de un comunicado informaron que realizaron un trabajo de investigación por unos nueve meses, en donde lograron determinar el trabajo de la banda criminal, que está conformada por hombres dominicanos, venezolanos y colombianos.

En dicha misiva se adelanta que hay diez hombres de las nacionalidades antes descritas, los cuales se encuentran detenidos y que deberán enfrentar cargos como trata de personas, esclavitud y extorsión, entre otros, ante las autoridades de la isla.

Las mujeres, entre 19 y 23 años, eran llevadas a la isla desde Colombia y Venezuela, con el fin de ofrecerles buenos trabajos. Cuando llegaron a Dominicana fueron encerradas en un hotel de Santo Domingo y otro en la zona de Bávaro.

Según el Ministerio Público, las mujeres al llegar eran despojadas de su documentación y eran obligadas a asumir deudas en miles de dólares, las cuales debían pagar. Se habla de 3 mil a 4 mil dólares.

Debido a que no podían pagar dicha deuda, las obligaban a prostituirse, las hacían consumir sustancias prohibidas y alcohol, además de impedirles movilidad, muy poca alimentación.

Estos tratos obligó a más de una a escaparse recientemente, por lo que las autoridades comenzaron con las averiguaciones hace nueve meses.

Puede interesarte...  Dominicana-México y Colombia-Venezuela, semifinales de la Serie del Caribe.

Las mujeres eran ofrecidas a turistas en la zona de Bávaro, donde llegaban a cobrar hasta 150 dólares por una hora y 400 dólares una noche.

Translate »