Jue. Ene 20th, 2022
Maduro ALBA

La Nueva Antorcha.- La Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se fijó este martes en La Habana como meta la creación de dos empresas regionales que desarrollen medicinas y alimentos, al tiempo que reconoció la importancia de reforzar la integración económica entre sus miembros.

Como explicó al cierre de la XX cumbre de este mecanismo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, el comunicado final de la cita apoya el «diseño de una estrategia poscovid» que apueste por las industrias «biotecnológicas y económico-productivas», con ayuda del banco de la ALBA, para producir «fármacos y alimentos».

Antes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró en su discurso que es el momento para que los países miembros de la ALBA den «un paso adelante» y el bloque avance hacia un «programa de acción conjunta» en la esfera económica.

Por eso, pidió a la secretaría ejecutiva de la ALBA un «esfuerzo superior para la articulación de un plan integral de desarrollo económico, comercial, financiero y monetario de los países» miembro y puso como ejemplos proyectos de integración en Asia y Europa.

Maduro, que pidió para el bloque una «conducción nueva, firme y unitaria», abogó por la «utopía concreta» de un «desarrollo económico compartido», una «prioridad histórica» de sus países.

La propuesta de empresas agroalimentarias y farmacéuticas comunes la desarrolló en su intervención el presidente boliviano, Luis Arce, quien subrayó la necesidad de que la región alcance la soberanía alimentaria y biotecnológica.

«Usando para ello los conocimientos de los pueblos ancestrales», acotó el jefe de Estado boliviano al complementar que es «necesaria» además una reactivación económica y productiva en cuyo centro se sitúe el Banco de la ALBA.

Puede interesarte...  Cabello critica posición de la UE sobre pelea entre Raúl Yusef y Américo de Grazia

La cita de La Habana, que coincide con el 17º aniversario de la fundación del bloque, tuvo en la situación económica y las fórmulas de desarrollo e integración uno de sus principales asuntos.

Sacha Llorenti, el diplomático boliviano al frente de la alianza actualmente, reconoció que aun cuando la ALBA está «fortalecida», existe la urgencia de reforzar la complementariedad económica.

Otro punto vital, a juicio de Llorenti, es el de las conexiones entre los países del Caribe y el resto, aunque subrayó los avances en materia política y social del bloque regional.

COMBATIR LA PANDEMIA© Proporcionado por Agencia EFE

El otro tema clave sobre el que incidieron todos los líderes en sus intervenciones fue el de las consecuencias de la pandemia.

Arce afirmó que la cooperación debe ser la respuesta ante el desafío que significa la pandemia de la covid-19 y la «desigual» distribución de las vacunas en el mundo. Reclamó un reparto más «equitativo» y criticó su «desigual concentración» en los países ricos.

Como solución, propuso liberar las patentes de las vacunas y compartir los conocimientos para su producción y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabaje de conjunto con los Gobiernos para un acceso «justo y equitativo».

La gran mayoría de los líderes cargaron asimismo contra lo que calificaron como el imperialismo de EE. UU., con la excepción del primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalvez, que abogó por lograr algún tipo de «entendimiento» con Washington.

Maduro, por su parte, habló de las «mentiras», la «cizaña» y las sanciones de Washington, mientras que Díaz-Canel denunció que EE.UU. reforzó durante la pandemia sus «planes de dominación y hegemonía».

Puede interesarte...  Cumbres de alacranes en la capital

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, rechazó por su parte lo que a su juicio fue el «secuestro» del empresario colombo-venezolano Alex Saab, quien fue extraditado a EE.UU. a la espera de juicio por un caso de lavado de dinero.

«Lo único que ha hecho (Saab) es llevar comida al pueblo venezolano», indicó Ortega, quien sostuvo que EE.UU. intenta «rendir por hambre al pueblo venezolano».

También alabó Ortega el «sentimiento antiimperialista» que, según él, existe en el pueblo nicaragüense por los «más de 100 años de agresión».

Ortega enumeró las «agresiones y genocidios» de Estados Unidos y sus aliados «en nombre de la democracia».

Actualmente, la ALBA cuenta con diez miembros (Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y Venezuela) y tres invitados especiales (Haití, Siria y Surinam).

Translate »