Jue. Ene 20th, 2022
Patria

La Nueva Antorcha.- Revés electoral para el oficialismo venezolano, que perdió este domingo la gobernación de Barinas, feudo tradicional del chavismo. Según expertos consultados por RFI, esta victoria de la oposición apunta a una importante pérdida de apoyo electoral para el chavismo.  

Barinas, estado natal del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, dejará de ser gobernado por el chavismo por primera vez desde 1998, tras la histórica victoria de la oposición en la elección para gobernador, repetida este domingo por una orden judicial. 

El opositor Sergio Garrido, un desconocido en la política nacional, se impuso con 14 puntos de ventaja sobre el exvicepresidente y excanciller Jorge Arreaza. 

Este tuvo a su disposición todo el poder del gobierno durante la campaña. “El candidato oficialista llegó a hacer campaña subido a vehículos militares. Eso no había ocurrido nunca en Venezuela”, apunta Andrés Caleca, ex presidente del consejo electoral venezolano entrevistado por RFI. “La violación de las leyes y normas electorales, el uso de recursos públicos en favor del candidato del partido de gobierno no tiene ninguna comparación con lo ocurrido en Venezuela antes. Y eso que éste uso ha sido sistemático durante los últimos 20 años”. 

El oficialismo venezolano sacó la artillería pesada para intentar que Arreaza se hiciera con la gobernación de Barinas. El excanciller llegó a llamar durante la campaña al presidente “de uno de los bancos públicos más importantes del país para decirle que quiere una sede de la institución en Barinas”, señala Jesús Castellanos Vásquez, politólogo y experto electoral. “Significa básicamente: ‘¿cómo puedo yo manipular la intención del elector, tratando de favorecerle con algún tipo de prebenda política?’ Esto testimonia de las condiciones electorales muy complicadas en Venezuela, porque distan mucho de lo que es una elección auténtica”. 

Puede interesarte...  Barreto Sira: sacaremos a Freites de la tragedia roja

«Solo respondo ante Maduro»

Jorge Arreaza fue un candidato incómodo en Barinas para el PSUV. Primero, porque el exyerno de Chávez no es originario de allí. “Carece de carisma, de formación, de conocimiento del estado de Barinas. Llegó a la campaña electoral a conocerlo”, según Andrés Caleca. Además, en la cuna del chavismo, el excanciller venezolano se desligó del legado de Chávez, llegando a asegurar que él solo respondía ante Nicolás Maduro. “Cuestionó las gestiones del padre de Chávez y de los hermanos de Chávez en el pasado [en la gobernación]. Al final de la campaña, él pareció darse cuenta de lo que estaba ocurriendo en la cuna del chavismo y salió con unas franelas en las que ponía ‘Chávez’,” apunta Jesús Castellanos.  

Esta segunda derrota en Barinas en apenas dos meses es un testimonio de la pérdida de apoyos electorales para el chavismo en todo el país, según Andrés Caleca. “El chavismo ha sacado la peor votación de toda su historia. El chavismo llegó a tener en Venezuela el 60% de los votos. En esta elección [la del 9 de enero y la del 21 de noviembre] no llegó al 20%. Este dato demuestra que el chavismo, como fuerza electoral, está llegando a su fin”. 

El despacho del líder opositor Juan Guaidó, que no votó en las regionales alegando falta de condiciones, celebró el resultado en Barinas. «Representa un hito en la lucha emprendida por los venezolanos en resistencia a un régimen usurpador del poder», señaló en un comunicado. 

El triunfo en Barinas llega en un año en el que la oposición puede intentar convocar un referendo revocatorio del mandato de Maduro. 

Translate »