Mié. Oct 20th, 2021
Alex Saab

La Nueva Antorcha.- La justicia estadounidense inició la segunda fase de la investigación contra el presunto testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, en la que también se tendrá como objetivo a su círculo más cercano, entre ellos al colombiano Álvaro Pulido, quien continúa en libertad e informes de inteligencia lo ubican en Caracas.

«Este nuevo expediente se mantiene bajo reserva (…) Además de Pulido, en la nueva investigación figuran cinco personas más que tocan las fibras societarias y personales de Saab, cuyos nombres se mantienen bajo reserva».

Asimismo, detalló que en la nueva investigación figuran transacciones internacionales que pasan por Bogotá, Panamá, Hong Kong y Medio Oriente. «Group Grand Limited es una de las empresas que sirvió para mover el dinero que Estados Unidos rastrea. Entre sus directivos aparece Shadi Nain Saab Certaín, uno de los hijos de Saab».

Además, señaló que otra de las empresas en la mira de las investigaciones es Good Central Hong Kong Limited, en la que aparece vinculado Emanuel Enrique Rubio, hijo de Álvaro Pulido, socio de Saab quien también ha usado la identidad de Germán Rubio Salas.

La asociación de esta compañía con el caso es que podría haberse beneficiado con la compra, a preciso preferenciales, de millones de dólares del régimen de Maduro.

El FBI sigue el rastro de Alex Saab en los papeles de Pandora

Fuentes revelaron que entre el listado de nombres de cientos de poderosos que mueven sus fortunas por paraísos fiscales, conocidos como papeles de Pandora, se encuentra un grupo de colombianos que ha llamado la atención al FBI, entre ellos Alex Saab.

Puede interesarte...  Maduro salió en defensa de Alex Saab: «Lo torturaron y lo mantienen secuestrado en Cabo Verde»

Asimismo se indaga la mención de Alex Saab, presunto testaferro de Maduro, así como la de un supuesto exnarcotraficante colombiano.

Fuentes federales le confirmaron que están estableciendo si Juan Carlos Velasco que aparece en los documentos de Pandora es el mismo Juan Carlos Velasco Cano, alias Cabeza de Marrano, quien se entregó a la justicia de ese país en 2017, tras participar en el pago de un soborno al agente antimafia Christopher Ciccione.

El Velasco de los papeles de Pandora aparece moviendo recursos que no estaban en el radar de agencias federales y cuyo origen se quiere verificar.

Pistas en Bolivia, Andorra y Panamá

De hecho, se estableció que no se descarta conminar a Cabeza de marrano para que aclare si hay nexo con el caso.

«Sabemos que se encuentra en Bolivia, en donde tiene negocios de ganado. Además, que sigue en contacto con exnarcotraficantes que regresaron a Colombia tras pagar condenas, incluido Gordo Pepe», cittaron fuentes oficiales.

De acuerdo con el «indictment», Velasco participó en un soborno de 20.000 dólares al agente Ciccione para que borrara los antecedentes de su socio José Bayron Piedrahíta, alias Simón.

En su momento, Velasco admitió que fue el enlace entre el agente federal y Piedrahíta y planeó una reunión en la que, tal como lo reveló El Tiempo, estuvieron presentes el entonces secretario del Senado Emilio Otero y el coronel Jesús Lordui.

Tras el pago de una fianza, Velasco quedó en libertad.

El pasaporte de Alex Saab en Pandora

En cuanto a Alex Saab, El Tiempo estableció que el FBI ya indaga la aparición de uno de sus pasaportes en los documentos de aperturas de empresas y cuentas por parte de dos personas.

Puede interesarte...  Alex Saab a la espera de un veredicto de extradición a EE UU

Uno de ellos es un reputado banquero que se mueve por Panamá y por República Dominicana.

Se sabe que, desde 2010, cuando Saab ya estaba en el radar de las autoridades, abrió la sociedad Polmont Oil Tradin, S.A., nombre con el que abrió una cuenta en un banco del principado de Andorra.

En septiembre del año pasado, El Tiempo reveló que Liechtenstein, un principado ubicado entre Suiza y Austria, ya había entrado oficialmente al expediente que Estados Unidos adelanta en contra Saab, detenido en Cabo Verde desde el 12 de junio de 2020 y en proceso de extradición.

Fuentes federales confirmaron que en cuentas ubicadas en bancos de ese país y conectadas con otras, en al menos tres países, congelaron 700 millones de dólares.

Translate »