Sáb. Oct 23rd, 2021
1a

Por William Miquilena/CNP 9.192

La Nueva Antorcha.- Los venezolanos que huyen del país del sistema político, social y de la crisis económica tienen que enfrentar grandes retos entre ellos la xenofobia, la discriminación y la violación de los derechos humanos en países como México, Colombia, Perú y Chile lares donde son vejados, humillados y hasta asesinados por causas menores o porque caen mal.

Según una encuesta realizada por la empresa Gallup en países como Perú, Ecuador y Colombia han experimentado el mayor deterioro en la actitud hacia los migrantes venezolanos. Recientemente el asesinato de dos adolescentes venezolanos acusados de un presunto robo agita el fantasma de la xenofobia y la discriminación en Colombia, también deja en tela de juicio la justicia y el procedimiento policial en ese país.

En vídeos que han circulado en las redes sociales, los dos adolescentes fueron aprendidos el pasado viernes por civiles, al parecer comerciantes, y acusados de estar robando en una tienda de ropa fueron llevados a un lugar solitario para ajusticiarlos.

Los dos adolescentes ajusticiados por civiles en Colombia.

Lamentablemente eran muy jovencitos, pero allí dejaron tendidas sus vidas en un lugar solitario, como perros. La xenofobia se exacerba sobre todo en los pasos fronterizos, sea por razones económicas o expulsados por los conflictos políticos y sociales los venezolanos huyen en busca de una mejor estabilidad laboral y mayor calidad de vida pero a su paso tienen muchos obstáculos que sortear.

Hace pocos días se informó por las redes sociales acerca del abordaje de un autobús en Bogotá, la capital de Colombia, por hombres armados con cuchillos amenazaron a los pasajeros venezolanos. En Guayaquil, Ecuador, estalló una batalla con palos entre vendedores locales y venezolanos en las aceras. En la Trinidad de habla inglesa, los venezolanos evitan hablar español en público; en Chile quemaron un campamento de migrantes venezolanos, mientras que Amnistía Internacional denunció este lunes que las autoridades de Curazao y Países Bajos continúan violando los derechos de los venezolanos que llegan a la isla en busca de protección tras huir de la crisis económica, social y política en su país.

La caída de Venezuela al hambre y al caos ha generado tensión en la región durante varios años, y cada mes miles de venezolanos salen del país para refugiarse en países cercanos. Pero ahora que el número de venezolanos en el exilio sobrepasa los 6 millones, la devastación de la economía en estos países a causa de la pandemia está aumentando el nivel de hostilidad hacia los recién llegados venezolanos.

Puede interesarte...  Destrucción y reconstrucción del sector energético venezolano
Los venezolanos también enfrentan penurias sanitarias en otros países.

Mucho se habla sobre las causas y consecuencias de la migración venezolana, mientras el régimen que insiste en negar la, «acá en Venezuela no está pasando nada, tal cual lo dijo en su reciente visita la colombiana Piedad Córdova.

Sectores políticos que adversan al régimen siguen su lucha por la libertad y la democracia del país, unos desde el exterior, otros llamando a la abstención y un tercer bloque atomizado desde el punto de vista candidatural pretenden dar una solución electoral al conflicto.

Mientras tanto los migrantes venezolanos representan el ojo del huracán para los conflictos en Latinoamérica, Es el termómetro de lo que ocurre en este hemisferio, de ser un país relativamente próspero y estable se convirtió, al igual que Cuba, en una fábrica de pobreza y miseria.

No queda de otra que pedir justicia y que se le ponga fin a la xenofobia que hoy se siente por los migrantes venezolanos, que sean los organismos de justicia los que tengan la última palabra y se deje a un lado los ajusticiamientos.

Translate »