Jue. Feb 22nd, 2024
Lloro hacen ver que están enfrentadas, pero en lo personal creo que no lo están; aparentemente son amigos y hacen negociaciones políticas y hasta, creo, que económicas a espaldas del pueblo.

Por Simone Augello

Comenzamos a tener consciencia a cierta edad, los expertos dicen que a los siete años, un niño tiene consciencia de lo que dice, hace o piensa, otros dicen que con un poco menos de edad pueden despertar.

La vida comienza lógicamente al nacer, somos inconscientemente conscientes desde que estamos en el vientre de la madre, somos seres inteligentes por naturaleza, pero según como se desenvuelva nuestro entorno marca mucho lo que podamos ser más adelante en nuestras vidas.

La consciencia es un estado de la mente, subjetivo, unificado y continuo  tenemos que aprender a lo largo de la vida y desde temprana edad.

Originalmente somos puros, sinceros, transparentes, solo el tiempo nos va marcando o ensuciando según nuestro aprendizaje, podemos ser personas buenas o no tan buenas, esa decisión la mayor parte es nuestra, aunque pudiera ser influenciada por nuestros, padres, familiares o amigos.

Según lo que observamos, vamos aprendiendo, la vida es de por sí, un recorrer de experiencias vívidas que paso a paso hacen nuestro carácter, nuestro ser, nacimos para ser seres de luz, no estamos aquí en este plano tierra para hacer el mal.

Sabemos que en algún momento de la historia humana algo ocurrió para así desmejorar el buen sentido de la vida, convirtiendo a algunos en mensajeros del bien y otros no son mensajeros de lo bueno, sino, que se mancharon con la oscuridad.

Se dice que el bien y mal, lógicamente son opuestos, pero a mi parecer hacen un equilibrio en la vida, en tal sentido algún propósito tuvo Dios en darnos el libre albedrío donde podemos tomar nuestras propias decisiones.

Puede interesarte...  Betancourt pide decisiones contra Piedad Córdoba, vinculada a las FARC y a Saab

Para ir dándole un poco de forma a este artículo y poder hacértelo entender mejor, mi mensaje principal es que nacemos puros, con el pasar del tiempo vamos cambiando de una forma u otra, por ejemplo, cuando comenzamos la escuela de infancia, luego la primaria, liceo, hasta que nos graduamos en una universidad.

Otras personas no terminan sus estudios y directamente entran al campo laboral y comienza la subsistencia por la vida, otros tantos toman el camino equivocado y se convierten en personas no muy positivas para no llamarlos de otra manera, pero lo que se desea en sí es que todos comencemos por un camino y logremos llegar hasta el final.

Nuestra consciencia es como tratar de entrar en un televisor en funcionamiento para conocer lo que está ocurriendo en su interior.

Allí dentro no encontrarías imágenes, colores y sonidos, como los que puede ver en la pantalla sino pequeñas e ininteligibles corrientes eléctricas que van y vienen entre los componentes de múltiples circuitos electrónicos.

Así somos, cuando somos muy jóvenes no apreciamos lo que tenemos, inclusive a nuestros padres, nuestra familia, casi nada nos interesa, solo el “vivir la vida”, como dice la canción.

Trabajamos, ganamos dinero, pero queremos más y más,  sin saber aún que tenemos todo en nuestras manos, la vida para mi es el ciclo que se repite siempre en muchas personas, se repite debido a que cada quien debe aceptar su responsabilidad.

Donde algún día tomamos decisiones que pueden ayudarnos a subir, mejorar, ir unos pasos atrás y otras que es la que te quiero contar es hacerte una retrospección donde nos vemos a nosotros mismos, pero ya no somos nosotros, vemos a otros.

Puede interesarte...  Secuestran y abusan sexualmente de una menor de 13 años venezolana en Perú

Por hoy lo dejo hasta aquí y quizás en una segunda o máximo tercera parte terminaré de contarte más sobre “Nuestra vida».

Hasta la próxima…

Visto por Simone s nosotros, vemos a otros.

Por hoy lo dejo hasta aquí y quizás en una segunda o máximo tercera parte terminaré de contarte más sobre “Nuestra vida».

Hasta la próxima…