Sáb. Ene 22nd, 2022
Jair Bolsonaro

La Nueva Antorcha.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue hospitalizado de urgencia en la mañana de este lunes 3 de enero, según informaron los diarios locales.

De acuerdo con la prensa brasileña, el mandatario habría sido internado para tratarle una posible obstrucción intestinal, informaron la Presidencia y el hospital.

Bolsonaro, de 66 años, que recibió una puñalada en el abdomen durante la campaña presidencial de 2018, “ingresó al Hospital Vila Nova Star, en Sao Paulo, para realizarse exámenes” y “se encuentra bien”, informó el servicio de prensa del Palacio de Planalto.

El hospital añadió en un boletín que el presidente padece “un cuadro de suboclusión intestinal” y que se encuentra “estable, en tratamiento”.

Bolsonaro “será evaluado a lo largo de esta mañana” y de momento “no tiene previsión de alta”, precisó el equipo médico en el boletín.

Imágenes de TV Globo mostraron al mandatario desembarcando de madrugada en el avión presidencial a pie, junto a su comitiva, en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo, procedente de Santa Catarina (sur), donde pasó las vacaciones de fin de año.

Todavía no está claro si el cuadro requiere una intervención quirúrgica, dijo al portal de noticias UOL el médico Antônio Luiz Macedo, responsable del equipo que trata a Bolsonaro y que lo ha operado en otras ocasiones.

La Presidencia dijo que divulgará nuevas informaciones “después de la actualización del boletín médico”.

Bolsonaro, en el poder desde 2019, ya fue ingresado a mediados de julio para ser tratado por una obstrucción intestinal. En esa ocasión, permaneció cuatro días en el hospital.

Debido a la puñalada que recibió en 2018, el dirigente ultraderechista pasó por al menos cuatro cirugías, entre ellas la colocación y posterior retirada de una bolsa de colostomía, que le volvieron más proclive a sufrir trastornos intestinales.

Puede interesarte...  Un hombre y una niña murieron tras desbordamiento de un río en Machiques

En julio de 2020, el presidente contrajo covid, pero no requirió internación y se recuperó tras varios días de reposo. Bolsonaro asegura además que no se ha vacunado contra la enfermedad.

El dirigente estaba de vacaciones desde el 27 de diciembre en el estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil, donde se lo vio disfrutando de paseos en la playa y en un parque de diversiones junto a su familia.

Durante su estancia en el litoral de Santa Catarina, Bolsonaro fue blanco de duras críticas por disfrutar de sus vacaciones mientras el estado de Bahía (nordeste) era escenario de intensas lluvias que provocaron 25 muertes y grandes destrozos en decenas de municipios y carreteras regionales.

Cuestionado además por su manejo de la pandemia, que dejó casi 620.000 muertos en Brasil, y por la crisis económica, Bolsonaro registra su nivel de popularidad más bajo, con un 53 % de reprobación, según el Instituto Datafolha.

Según las encuestas, el mandatario perdería las elecciones presidenciales del próximo octubre frente al expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, quien todavía no confirmó su candidatura.

Vale la pena recordar que no es el primer quebranto de salud del mandatario. En junio de este año, el mandatario intervino por la noche desde su cama del hospital en un programa televisivo en directo junto al jefe del equipo médico que lo trata, el doctor Antonio Macedo.

Bolsonaro fue hospitalizado de emergencia en Brasilia para investigar las causas de un dolor abdominal agudo y un hipo persistente, que ya duraba más de diez días.

Puede interesarte...  Wolgfagn Caraballo: Hasta 15 dólares cobran para sacar Partida de Nacimiento en resgistros civiles

En el Hospital de las Fuerzas Armadas (HFA) de la capital le detectaron una “obstrucción intestinal”, por lo que su médico decidió trasladarlo a Sao Paulo para someterlo a más exámenes y evaluar la posibilidad de una cirugía de emergencia.

Translate »