Mié. Oct 20th, 2021
Antonio De Oteyza


Por Antonio De Oteyza

A veces pienso que si apago el teléfono se detendría la tragedia que estamos viviendo los venezolanos, pero pasa todo lo contrario, solo se acumulan las malas noticias y gracias a Dios algunas buenas también.

Ya cuando se termina el mes de enero, hay que comenzar a pensar en febrero al que los comerciantes llaman el mes del amor.

Este año el 12 de febrero arranca el año lunar chino,  el cual corresponde al buey, está representado en este año  por el buey de oro, la ventaja es que si sientes curiosidad al respecto, en Internet consigues todas  la respuesta.

El año nuevo chino que es la mayor celebración de esa cultura milenaria  arranca con la luna nueva y por eso varía en los meses de nuestro calendario , a veces es en enero otras en febrero y puede llegar a marzo.

Los calendarios y su razón de ser tienen diversos orígenes, en Egipto era por los movimientos de las aguas del Nilo. En la cultura romana fue cambiando y ajustándose por conocimiento astronómico, paso de semana de 9 días a 7 y con el cambio al calendario Juliano se ajustó un descuadre  que existía agregando el año bisiesto.

Quiero recordarles que el 2020, fue año bisiesto y uno se pregunta porque tendrán tan mala fama?

En los calendarios romano se exaltan a sus emperadores como Augusto y Julio César y a sus Dioses.  El galáctico comandante Hugo Rafael Chávez Frías, aunque tuvo tiempo para cambiar la bandera y hasta voltear el caballo del Escudo Nacional, no tocó el calendario. De otra manera tendríamos el mes de la morrocoya  entre otras cosas propias de su egocentrismo mesiánico.

Puede interesarte...  Se busca gobernador para Anzoátegui

En el caso de Nicolás su heredero el calendario hubiese quedado marcado con semanas de flexibilización y cuarentena radical o por la morrocoya de Cilia por siempre o por lo menos hasta el final de su dictadura (te lo rogamos señor ).

El día de hoy el planeta Mercurio entra en modo retrógrado, algo que ha tomado una connotación negativa que no merece aunque hay que decir que las comunicaciones se retrasan, algunos aparatos se descomponen y algunas relaciones terminan.

Lo bueno es que es un período de reflexión que permite enrumbar el camino, aprovechémoslo!!!

Apagar el teléfono no resuelve nada, la vida sigue, los hechos pasan y en Venezuela la gente continúa muriendo de a montón.   La falta de información y la dosificación de ella sirve a los que controlan el poder.

Atomizan las regiones y se oculta que los problemas los sufrimos todos y no es algo fortuito. El crear canales de información real, creíble y libre de propaganda y mentiras que llegue a  todos es vital para la liberación del país.

La mentira oficial del régimen no solo engaña, también desmotiva.  El domingo arranca la serie del Caribe. Esperemos  que nuestros Caribes hoy convertidos, con los refuerzos, en Venezuela nos den unos días de alegría. #ClaroQueSiSePuede🇻🇪

Translate »